sábado, 3 de noviembre de 2012

Relato Halloween = GANADORA!! :)

Hoooooooolaaaa rocker@s!!!
Buenoo, aquí os traigo el relato de la ganadora del concurso de Halloween!!!!
Su relato es FAaaaaantasticooooo!!!!! Además fue la única que participo por lo cual no puse la encuesta.
Y la ganadora es....

... Esti!!!

Enhorabuena!!!
Bueno, aquí os dejo el relato!!! :)

La matanza de Halloween

Por la mañana no ocurrió nada importante, me vestí para ir al colegio. No era una magnífica estudiante pero tampoco era la peor. Hoy era miércoles, mañana y pasado iban a ser fiesta, esa noche iba haber una fiesta de halloween, se hablaba por todo el instituto de eso.
Llegué al instituto, era un poco solitaria pero no pasaba nada, siempre iba con dos trenzas o una de espiga, tenía el pelo moreno y unos ojos verdosos griseados. No era popular, era una don nadie, era solo un persona que tres veces a la semana después de clase iba a tiro con arco.
-He Jenna, ¿de qué te vas a disfrazar esta noche? –Dijo mi mejor amiga Sophia.
-Pues no se…No he encontrado un disfraz bueno, y por internet he encontrado un disfraz que va genial con mi arco y flechas. –Dije yo.
-Ah, ya sede quien te vas a disfrazar, de la protagonista de Los Juegos Del Hambre. La verdad es que te pega muchísimo. –Dijo ella con una gran sonrisa.
Las clases pasaron con mucha lentitud y aburrimiento. Finalmente por fin llegaron el final de clase, fui a mi taquilla a coger mi arco y mi carcaj con flechas para el tiro con arco, el entrenador pensaba en llevarme a una competición o darme clases sola porque era muy buena con el arco.
La clase de arco había comenzado cuando llegué. Llevaba un día de perros. Me calló una buena bronca por parte del entrenador. Empecé a hacer más tiros con el arco para compensar el tiempo perdido, acerté en todas en el centro de la diana. El entrenador se alegró y me felicitó, me dio un papel para ir a una competición regional.
Llegué a casa, le di el papel a mi madre, se alegró un montón por mí. Firmó el resguardo que venía en el papel. Mis dos hermanos gemelos pequeños se estaban disfrazando para pedir chuches. Yo les tenía que acompañar durante una hora, porque ellos tenían cinco años. Eran tan diferentes a mi, son muy charlatanes con el pelo rubio y los ojos color chocolate. Yo les diferenciaba por al nariz, Mark tenía la nariz mas chata que Edwin.
Mark se estaba disfrazando de Iron Man, le chiflaba mucho ese héroe, o como decía  un vengador. Edwin se disfrazo de otro vengador, Thor o algo así. La verdadestaban graciosísimos con esos músculos falsos que vienen en el disfraz, se creían súper fuertes, y yo fingía que me vencían para seguirles el juego.
Yo me fui a mi habitación para disfrazarme, me puse unos pantalones anchos color verde militar, una camiseta negra, unas botas militares y una chaqueta negra con capucha.
Me hice una trenza de lado normalita y finalmente me puse lo característico del disfraz, un pin de sinsajo. Me coloqué el carcaj con mis flechas en la espalda y mi arco.
Salimos sobre las ocho de la noche a pedir chuches, fue horrible, nos daban sustos terribles en cada casa, y Mark y Edwin me hicieron cargar con sus bolsas e caramelos, ellos solo llevaban un farolillo en forma de calabaza.
Los dejé en casa, y sin que ellos mirasen les cogí un regaliz. Estaban a punto e llegar mis amigas para ir a la fiesta. Mi madre me perfeccionó la trenza.
No tardaron en llegar mis amigas, Sarah –mi mejor amiga- iba de una bruja, Paola iba de gatita y Farrah de zombie. AFarrah se le empezaba a caer la ‘’piel’’ de zombi, suerte que mi madre es una gran maquilladora y le perfecciono el disfraz, ahora parecía una muerta de verdad.
Llegamos a la fiesta a las 21:45 pasamos generalmente muy desapercibida. Había una pista de baile, yo era muy torpe para bailar, pero como no, Stephany estaba allí, la chica mas popular del colegio, iba de princesita, como no, es una pija redomada y solo hacía falta que se vistiese de princesa.
Me fijé que bailaba con alguien, estaba bailando con Mike, ese chico me gustaba desde que empecé secundaria. Me fijé en su disfraz, iba disfrazado del protagonista chico de Los Juegos Del Hambre. Sarah me vino por detrás.
-Esto es una señal del destino. Vais del mismo tema, y encima de pareja. Venga dile algo. –Dijo ella muy animada.
-Está con la pija. –Dije desilusionada.
Ella lo entendió, de pronto vi que una chica disfrazada de gótica, Stephany se giró y la vio, empezó a meterse con ella.
-Anda mira, una gótica. Las putas de Satanás. ¿Quién te ha invitado? Porque aquí nadie te ha invitado, solo he invitado a al ente de mi instituto, y tu no estás en él. Pero si eres tan estúpida y cortita de que no lo entiendes y te cuelas en las fiestas allá tú. Pero tú aquí no eres bien recibida. Solo hay que ver la cara de zorrón que tienes, nunca encajarás en una fiesta tan cool como esta.
Yo me enfadé un poco, porque ella va que es la mejor, y no es nadie para decir nada de que si tiene cara de zurrón o si es una puta.
La chica gótica se enfadó muchísimo, y le soltó un puñetazo en la cara. A Stephany le empezó a sangrar la nariz y pronto empezó a mancharse ese vestido de princesa. La gótica iba a darle otro puñetazo pero yo le paré el puño, no supe ni como pude ser tan rápida, pero lo que si se es que aunque Stephany no me cae bien no me gusta que en mi presencia peguen a alguien.
-Os juro que todos sabréis de que jamás os debéis meteros conmigo. –Dijo la gótica.
Empezó a decir unas palabras en latín que no entendí, cogió un cuchillo de su bota, y fue directa a Stephany, la hizo un corte en el cuello, y ella murió ahogada por su propia sangre, seguidamente me miro a mi. Pero yo fui más rápida y saqué una flecha y la coloqué rápidamente en mi arco. Nos quedamos un buen rato así, pero cuando vino a por mí solté la flecha y la dio en el brazo, lancé la flecha con tanta fuerza que al atravesarla el brazo se lo clavé en una pared.
Sacó su brazo de la flecha, dejando la flecha clavada en la pared, a mi me dio un poco de asco pero por si acaso preparé otra. Mike hizo que bajase el arco, y me hizo mirar alrededor, la gente flipó con lo que hice, nadie del instituto sabía que podía hacer eso.
El cuerpo entero me empezó a temblar, había herido a alguien, coa que nunca pensaba hacer con un arco. De mi temblor el arco se calló al suelo, estaba asustada con lo que hice.
La chica esa volvió a mirarme, pero en vez de ir a por mi, empezó a matar a mucha gente de mi alrededor, cogí mi arco, me acerqué a mis amigas, y nos fuimos de allí lo más rápido posible. Dejé mi arco y las flechas en casa, y nos fuimos a al comisaría, hasta llegar allí no me había dado cuenta que Mike nos seguía.
Pedimos que quisiéramos denunciar un crimen, nos atendieron muy rápido, les contamos todo lo que ocurrió en la fiesta, ellos rápidamente fueron a donde estaba la fiesta. No encontraron a esa chic gótica, pero encontraron a medio instituto muerto, mejor dicho asesinado. El arma homicida la encontraron en el pecho de un chico disfrazado de momia.
Cuando llegaron las ambulancias para llevarse a los cadáveres alucinaron, decían ‘’Esto es la masacre deHalloween’’ encontraron la flecha que dejé clavada en la pared, me preguntaron si solo herí a la chica o si la mate, yo claramente dije la verdad, solo la herí. Pero o me dijeron nada porque fue por defensa propia.
Llegué a casa a madia noche, mi madre asustada me preguntó que me había ocurrido, haber si esa loca me tocó…etc. Yo le expliqué todo lo que ocurrió, lo que hicimos y lo que nos encontramos. Eso le puso más nerviosa aún y palideció de golpe, me mando irme a la cama, yo pensé que ya se suponía lo que pasaba cuando dejé el arco y las flechas en casa.
Me quité mi disfraz y me puse mi pijama. Cuando me acosté en mi cama cálida, empecé a temblar, no hacía frío pero tenía miedo. Los párpados me empezaban a pesar, los ojos se me cerraban cada vez más. Cuando se cerraron completamente una imagen apareció ante ellos, era esa chica gótica, abrí los ojos rápidamente. Sentía que me observaban, miré a mi oscura habitación, los ojos se me habían acostumbrado a la oscuridad. No había nada en mi habitación, todo estaba en su sitio, no me faltaba nada. Pero sentía que una mirada atravesaba las paredes y me miraba como me intentaba dormir. Miré por la ventana, y en la hierba había escrito algo, <La siguiente serás tu.> Solté un grito, y mis padres entraron en mi habitación, les señalé el jardín y leyeron lo que había puesto.
La noche paso oscura y temible, mis padre no me despertaron para ir al colegio, pero mi amiga Farrah me llamó para quedar en una discoteca, yo acepté, por suerte mañana no había clases y quería salir de mi cárcel de casa que tengo.
Llegó la noche, y me puse unos vaqueros negros, una camiseta blanca una chaqueta negra y unas botas negras. Me hice una cola de caballo, cogí 10 dólares y me fui.
Por el camino sentí como alguien me seguía y me invadió un miedo que me abrasaba las venas. Empecé a mirar de vez en cuando por el rabillo del ojo hacia atrás, pero no había nadie entre la oscuridad que no iluminaban las farolas, pero en las luces de las farolas tampoco había nadie.
Seguí andando, y una mano tocó mi brazo yo me asusté y cuando me giré vi a Mike. Un alivio hizo que mis músculos se relajasen, estuvimos un buen rato hablando, era el chico que me gustaba, lo tenía a mi lado. Pero siempre había pensado que los chico populares eran unos hipócritas y unas malas personas, pero él no parecía ni hipócrita ni mala persona. Seguimos andando, y ese miedo volvió a invadirme, Mike e me quedó mirando, el no sentía lo que yo sentía, alguien nos seguía y eso lo sabía perfectamente.
Llegamos a la discoteca en la que quedé con Farrah, había cola para entrar, Mike también había quedado con unos amigos, ellos ya estaban dentro y estuvo todo el rato a mi lado en la cola. Pero ese miedo seguía en mí.
Miraba a todos los lados nerviosa, él me puso una mano en el hombre, y me intentó tranquilizar, pero nada, ese miedo seguía.
De pronto sentí un dolor enorme en mi pecho, lo único que oí eran los gritos de la gente, mire a mi pecho, tenía un cuchillo clavado. Las piernas me temblaron y caí al suelo.Mike estaba a mi lado, gritándome que no cerrara los ojos. La gente no me quitaba el cuchillo. Otras personas llamaron a la policía y a la ambulancia, Y de pronto el portero cogió a una persona paralizándola con una llave. Era esa chica gótica, ella me había lanzado el cuchillo de mi pecho.
De mis ojos empezaron a salir lágrimas, mis amigas y los amigos de Mike salieron, se quedaron alucinados. Yo empecé ha ver puntitos blancos, empecé a sentir que no podía respirar. Mike estaba llorando, estaba nervioso, alguien me quito el cuchillo, y Mike no paraba de apretarme la herida. Ese olor empezó a extenderse por mi cuerpo, los puntitos blanco se quitaron de mi vista, y dieron paso a una luz blanca.
En ese momento sabía que iba a morir. La gótica había conseguido lo que quería, matarme. La policía llegó antes y se llevó a esa chica. La ambulancia llego, pero yo ya estaba punto de irme, me pusieron una mascarilla pero de nada servía. La luz blanca la veía más y más cerca.
Antes de entrar en ella, oí la voz de Mike, pero solo oí un Te qui
Mi corazón se paró, dejando mi sangre en la acera, a mis amigas llorando y a Mike también.




1 comentario:

Normas:
- No insultes
- No critiques
y la norma fundamental de este blog, DiViErTeTe!!!